El texto a comentar: http://www.elprofedefilo.com/2010/02/11/descartes-texto-para-comentar/

1 – La idea principal es la existencia de Dios porque tenemos la idea de substancia y nosotros al ser seres finitos no la hemos podido crear.

 

2- Descartes parte de un punto de vista en contra del escepticismo debido a que no cree que sea un sistema de conocimiento claro y ordenado, sino que es un conjunto de opiniones confusas que no nos llevarán a un acuerda, es decir, que no tienen fin. Su objetivo será crear un sistema de conocimiento que nos permita conocer las verdades firmes y seguras. Para ello confía en la razón. Para encontrar estas verdades hay que seguir un camino (llamado método por Descartes) que utilizará la razón. Como la razón solo se vale de dos actividades, intuición y deducción, para conocer, el método consistirá en ambas operaciones. El método tiene cuatro preceptos siendo el más importante el primero.

- Precepto de evidencia: la evidencia es el criterio de verdad. Una idea es evidente si es clara y distinta. Es clara cuando nace de de la luz de la razón y distinta si nace separada de las demás ideas y no cabe confusión.

- Precepto de análisis: se utiliza la intuición.

- Precepto de síntesis: se utiliza la deducción.

- Precepto de la enumeración: Se comprueba el análisis y la síntesis.

Descartes se pregunta qué es real, y al mismo tiempo qué existe y si esto que existe, qué es, en qué consiste y cuáles son sus principales propiedades. Pero antes debemos saber que sabemos. Descartes percibe el conocimiento como un conjunto unido y cuya baso es la filosofía. Pero la filosofía no tiene ningún principio cierto por lo que la sabiduría humana se encuentra sin fundamento. Hay que encontrar un principio de la filosofía. Descartes comienza con lo que podemos dudar para poder conseguir las verdades tranparentes a la razón. Dudamos de lo que sabemos hasta el momento. Esta será una duda metódica, teórica, universal y provisional. Descartes va a dudar de distintas cosas:

- De los sentidos: dudará de si los sentidos nos pueden proporcionar el conocimiento. Con esta duda entra en crisis la concepción aristotélica ya que tenía como base los sentidos para conseguir el conocimiento.

- De la existencia del mundo exterior: No solo dudará de los sentidos, sino también de la percepción y de si lo que percibo es real, es decir, que la duda también será extramental. Esta duda surge de la dificultad de diferenciar la vigilia del sueño.

- De las verdades matemáticas: hay algunas verdades de las que parece imposible dudar por lo claras y simples que son, como las matemáticas. Sin embargo Descartes piensa que estas pueden haber sido creadas por un ser superior a nosotros y nos las ha inculcado, por lo que estamos siendo engañados. Esta es la hipótesis del genio malvado.

La primera verdad que puedo conocer es “Cogito, ergo sum”, y se convierte en el primer principio de la filosofía. Está significa que nada puede convencerme si tengo conciencia con mi pensamiento. “Cogito, ergo sum”, es un conocimiento por intuición por lo que hay una conexión necesaria y objetiva entre mi pensamiento y mi existencia. Esta se utilizara como criterio de certeza, es decir, que todo se comparara con ella y cuanto más se acerque más cierto será. Del hombre solo podremos afirmar lo que es, y es aquello que es evidente. Sin embargo, lo único evidente que hay del hombre es el pensamiento, por lo que será un ser pensante.

Para conocer todo lo demás tendré que partir de mis ideas, de mis pensamientos, porque es el único conocimiento inmediato que tengo. Hay tres tipos de ideas:

- Ficticias: producidas por mi imaginación a partir de otras ideas.

- Adventicias: parecen proceder del mundo exterior.

- Innatas: las posee mi pensamiento.

Al mismo tiempo, pueden tener distintos contenidos: el contenido que es para todas igual y el contenido cuando representan algo. Pueden representar: una realidad objetiva, una realidad formal o una realidad eminente. Descartes busca que las ideas representen la realidad objetiva que puede obtenerla de una realidad con mayor perfección a ella, y habría una relación causa efecto. Es por ejemplo la idea de Dios. Nosotros no hemos podido crear esta porque somos seres finitos. Siguiendo la regla de la causa efecto debería ser creada por un ser de igual perfección a Dios, por lo que Descartes deduce que esta ha sido creada por Dios. Así muestra la existencia de Dios.

En cuanto a las cosas corpóreas, tenemos ideas que las representan. Como Dios no nos engaña sabemos que estas cosas existen y que Dios es la garantía de ellos. Sin embargo el problema surge de si las cosas sensibles son cómo las percibimos. Descartes afirma que lo único que se puede asegurar de estas cosas son las de su naturaleza porque están en su idea. Se pueden distinguir dos tipos de cualidades: las primarias y las secundarias.

La sustancia es aquello que tiene la necesidad y puede existir por sí mismo. Sólo se puede aplicar a Dios, aunque también lo aplica a los demás seres a pesar de necesitar a Dios para existir. Nosotros percibimos de las sustancias solo los atributos. Descartes habla también de modos (modificaciones de la sustancia y necesitan esta para existir).

La concepción de Descartes del hombre es dualista. El hombre está compuesto por mente y cuerpo. Ambas son independientes una de la otra y se niega a aceptar la unión del alma y cuerpo únicamente para que el alama vivifique el cuerpo, sino que estará a favor de una interacción por ambas partes. Encontró el punto de interacción (la glándula pineal en el cerebro), pero no resolvió los problemas de interacción entre alma y cuerpo.

 

3- Descartes vive en el siglo XVII, es decir, en el Renacimiento. En este momento hay una gran crisis y angustia que da lugar a multitud de revueltas, guerras civiles y guerras religiosas. La Reforma protestante había conseguido romper la unidad religiosa, que reaccionó con la Contrarreforma (instrumento contra la libertad de pensamiento). Los conflictos religiosos que hubo en Europa desencadenaron la Guerra de los 30 años, que terminó en 1648 con la paz de Westfalia, en la que se reconocían la tolerancia religiosa.

En política es un siglo en el que predomina el absolutismo, siguiendo el modelo de Luis XIV de Francia. La burguesía ganará poder limitando el de la monarquía y reclamarán derechos individuales y participación en cargos públicos.

En la cultura destaca la difusión de la filosofía con los libros impresos.

En el pensamiento surgen dos corrientes: Racionalismo y Empirismo. Las características que tienen en común son: ambas corrientes creen que la razón humana es una facultad de conocimiento, es decir, que rechazan la idea que se impartió con el Cristianismo de creer la verdad que Dios nos revela y solo será verdadero el conocimiento que podamos fundar con la razón. Ambas quieren salir del escepticismo pero sin cometer errores, es decir, sin creer por conocimiento cualquier idea que se proponga, sino que tenemos que tener garantía de esa idea es verdad. La Gnoseología está por encima de la Ontología. Ambas también darán un papel importante al hombre pero desde distintos puntos de vista. Para el Racionalismo los principios que contiene la razón son innatos, mientras que para el Empirismo no lo son, sino que se utilizarán la sensibilidad y la experiencia para extraer los conocimientos de las idead.